Referencias

He tenido la agradable experiencia de trabajar con Rebecka Koritz durante dos años. La primera vez la contacté porque una amiga me recomendó que hablara con ella sobre mi proyecto educativo. Ella accedió inmediatamente a una conferencia por Skype y duramos horas platicando. A partir de ese momento, nos empezó a asesorar sin buscar ganancia alguna. Lo hizo por su pasión a los niños y a la educación. 
Para lanzar nuestro espacio educativo, hicimos un congreso sobre educación libre en San Luis Potosí. La invitamos a que diera una plática/taller y vino desde Oaxaca para apoyarnos increíblemente. Otra vez sin fines de lucro. Su profesionalismo, madurez, seriedad, pasión y apertura nos gustaban cada vez más. Encontramos a una persona en la que podíamos confiar plenamente. 
Empezamos operaciones en Mauna Kea (nuestro espacio educativo) y después de algunos meses tuvimos algunas dificultades como todo nuevo emprendimiento. Buscamos apoyo en Rebecka y rápidamente tomó acción y trazamos juntos un camino a seguir para salir adelante. Estuvo ahí con todo su corazón en esos tiempos difíciles empoderándonos para sentir confianza en nosotros otra vez. 
Como estaba funcionando muy bien nuestra relación, decidimos contratarla como asesora oficial de Mauna Kea. Llevamos alrededor de 7 meses colaborando semanalmente con juntas, talleres para papás, acompañamiento para facilitadores, open house, información para desescolarización y otras actividades enriquecedoras.
Su amplia experiencia aunada a su conocimiento teórico, hacen de ella una persona con mucha sabiduría en la educación. Ataca los problemas de raíz y empuja a la gente involucrada a pensar por sí mismos y a encontrar soluciones. Busca desarrollarnos a nosotros para que encontremos nuestra propia receta educativa. Siempre va más allá de lo que le pedimos como asesora. Su entrega hacia sus proyectos y hacia nosotros es indudable.
Ya para terminar, Rebecka tiene un desarrollo personal muy avanzado, lo cual a veces hace sentir incómodo a mucha gente. El que entiende esta característica verá que esto tiene mucho valor, ya que hace a todos buscar la excelencia. Nos saca de nuestra zona de confort.
Personalmente, estoy muy agradecido con ella por éste acompañamiento de calidad que nos ha dado y por ser nuestra amiga.

Guillermo Borbolla
Co-fundador de Mauna Kea, la primera escuela de Educación Auto-dirigida en San Luis Potosí, México.

Rebecka Koritz, the inventor and director of La Casita, is an unschooler at heart: an anti-authoritarian, anti-system, humanistic, respectful person right down to her core. She is engrossed in and passionate about all things related to autonomous education. She values all children and adults for the fully human and unique people that they are. She respects and facilitates the processes of learning for everyone, without pushing anyone. She is constantly learning, with a big full and open heart, and the joy in her mission spreads like wildfire. That is what I want my children to be around. This is the environment I want for my kids, for all kids, as they build the foundation of their little fabulous selves.

Julia Satterlee
Maestra y madre de dos niños inscritos en La Casita

Conocí a Rebecka Koritz en el año 2014 cuando como Embajadora de REEVO.ORG llego a Puerto Escondido, Oaxaca, México para conocer el espacio PAPALOTES del cual era Gestora, Coordinadora Pedagógica y Alma del Proyecto.

Desde un inicio, me llamó la atención la claridad, profesionalismo, calidez, amorosidad con la que hablaba, mostraba y presentaba a Papalotes, sus instalaciones, a las personas, a los fundamentos de su nacimiento.

Con una lucidez inusitada, profunda y combatiente,  abrió las puertas del espacio y de su vida personal, para explicar, justificar, y comunicar sobre las potencialidades de Papalotes, y las dificultades con las que se iba encontrando en el camino de ser una creativa transgresora y con propuestas respetuosas para con los niños, los adultos y la comunidad.

He tenido la oportunidad de verla actuar en el día de día del Espacio de Aprendizaje, de escucharla en una Ponencia en San Luis Potosí y sigo su trayectoria y emprendimientos a través de las redes Sociales.

Agradezco haber tenido la oportunidad de llegar a relevar su experiencia educativa, novedosa, audaz y seria. Esto me permitió vivir uno de los momentos más emotivos de todo mi recorrido por las Escuelas llamadas Alternativas en Latinoamérica: ver a los niños llegar felices, y especialmente JUGAR EN TOTAL LIBERTAD, CON LÍMITES CLAROS Y APRENDIENDO CON PLACER!!!

Del genuino. No me había tocado observar tanta coherencia entre el decir y el hacer y me lo llevo conmigo a todos lados. Le pongo de ejemplo de superación, de alegría, de trabajo comunitario a pesar de todas las dificultades que aparecen ante tal novedad.

Con el deseo de que siga creciendo sus nuevos proyectos, ampliando horizontes, abriendo caminos para los jóvenes y sus familias e impactando como lo hacen en la comunidad cercana, me despido deseando volver a disfrutar de la compañía y enseñanzas de Rebecka!

Profesora Virginia Blaistein
Experta en Desarrollo Psicosocial, Activista de la Educación Viva, Colaboradora de REEVO.ORG y Gestora de FLOR DE JUEGO.

Desde la primera vez que vi a Rebecka Koritz, era el epicentro que captaba la atención de muchos padres que, como yo, estábamos temblando por la educación de nuestros hijos. Ella nos tranquilizó, abriéndonos una enorme puerta de esperanza y posibilidades educativas.

Siempre he sentido, con mucho agrado, que soy muy afortunado por encontrarme en mi camino al huracán Rebecka, con toda esa fuerza siempre en movimiento. Llena de conocimiento y emociones ha creado en mí: consciencia social, emocional y educativa.

Es una excelente líder que, aunque no todos estemos preparados para ella, siempre deja por su paso un renovado terreno lleno de nuevas oportunidades. 

Ramón Ballinas
Fundador y Director de Experiencia Puerto Escondido

Por medio de la presente me permito comunicar mi aprecio y valoración por la labor que Rebecka Koritz ha desarrollado desde su llegada a la ciudad de Oaxaca, en diferentes ámbitos, el educativo y el terapéutico son dos de los cuales yo puedo dar testimonio como Docente de la Escuela Normal de Educación Preescolar de Oaxaca y como organizadora de Talleres en EDUKARE, un espacio de creación y desarrollo educativo.

Conozco y recomiendo a Rebecka Koritz como conferencista y tallerista, con un toque ameno, cordial, vestido de experiencias logra comunicar a la audiencia y a los participantes de sus talleres su experiencia como una mujer que llegó a tierras mexicanas, llamada por una intención “Compartir y aprender en esta tierra, llena de diversidad lingüística, cultural e ideológica” lo que a ella le es inherente, el sentido de colaboración para la construcción de un ambiente propicio para el desarrollo del potencial de un niño, adolescente o adulto ya sea en el ámbito escolar, o el terapéutico.

En el ámbito educativo, que denomino “alternativo y de la sociedad civil”, Rebecka Koritz se ha destacado por una intensa búsqueda propositiva de brindar a la sociedad Oaxaqueña un proyecto educativo con enfoque Waldorf, único en Oaxaca, teniendo estas dos raíces que crecen como un bambú, llamadas “PAPALOTES”,  ubicando sus actividades en la Ciudad de Oaxaca y en Puerto Escondido.

Sin otro asunto en particular, me es grato expresar mis consideraciones a Rebecka Koritz y a las personas que decidan beneficiarse de sus servicios como tallerista, conferencista o terapeuta. 

Mtra. María Teresa Estrada Flores
EAFT6606123W8

Me permito recomendar ampliamente a Rebecka Sofía Koritz para el desempeño y acompañamiento de programas educativos y asesorías docentes.

Rebecka es una profesora talentosa y comprometida con técnicas y manejos de información novedosos, que integren de manera exitosa no sólo procesos de aprendizaje, sino que contemplen al ser humano de manera integral como catalizador de la transformación social y la mejora del entorno.

Personalmente he colaborado con Rebecka en la creación, desarrollo y fortalecimiento de Papalotes, el primer proyecto educativo Waldorf en el Estado de Oaxaca, conociendo y aprendiendo de primera mano de sus habilidades de desarrollo de proyectos, planeación y liderazgo.

Durante los últimos siete años la he visto y acompañado en el seguimiento de grupos de padres, maestras y colegas de trabajo, como asesora y motor creativo para fortalecer los programas curriculares de la escuela.

Para cualquier extensión de esta recomendación o de las habilidades particulares de Rebecka Sofía Koritz, no tengo ningún inconveniente en ser contactada nuevamente.

Julieta Villacaña Cárdenas
Coordinadora General Papalotes Oaxaca, proyecto educativo con enfoque Waldorf
Presidenta de Papalotes A.C.

I am delighted both personally and professionally to share my experiences with my dear friend and often colleague Rebecka Koritz in the vital area of teacher training.  Rebecka’s focus has always been alternative forms of learning and the non-schooling movement, however, for several years we worked together in a very different setting,  the professional development of the teaching staff of the Escuela de Idiomas at the Universidad Regional del Sureste in Oaxaca, Mexico. 

The task was complex, a varied group of language teachers from a wide range of academic backgrounds in several countries, in several languages, representing variances of cultural attitudes and traditions of teaching practice.  The demands of a rigid university teaching schedule, the need to factor in sufficient non-teaching hours (mostly unpaid) for preparation and grading, plus an ever-mounting number of administrative demands on the energy and resources of teaching staff presented emotional and practical obstacles as well.  All of these practical factors were further complicated by the departmental need to schedule the training sessions during the period between final examinations and the beginning of the next semester; a time usually free for faculty members-in retrospect the enormity of this factor alone was a major obstacle for an exhausted, stressed, and, over-worked teaching staff.  These circumstances common in institutional settings presented Rebecka and I with our central problem, how to make these now required training sessions attractive enough to engage our colleagues during a time between semesters they had formerly had at their disposal.

Both Rebecka and I had just been hired by the University and had never previously met, much less worked together.  We were unfamiliar with our colleagues, the rhythms and culture of the Escuela de Idiomas, yet both of us understood the basic need for continuing programs which might expand the considerable inherent talents of this diverse group of language teachers.  Rebecka drew on her experiences as a professor of French and I on my background in Applied Linguistics-plus we were given carte blanche by the chair of the department and very small budget from which we could award largely symbolic stipends to speakers and experts drawn from the Oaxaca language/liguistics community at large-a rich resource. 

The training program had, in retrospect, a profound influence in the development and professionalization of the staff, beginning a trend toward interdependence, producing an atmosphere of cooperation and exchange of ideas between the teachers of each language which had not previously existed, and opportunities draw from differing traditions and models of language education in each of the five languages then being taught in the Escuela de Idiomas.  The continuing education program based on the model Rebecka and I developed continued in its original format for the next two and a half years; from our point of view a significant run.  The program gave birth to a number of variants, both within each language area and across the department.  Language moved out of the classroom and into the figurative street of experience; teachers had more human resources from which to draw, and students (many of whom were headed for careers in language teaching) had a productive and dynamic model of how teaching might become a cooperative and more communitarian activity than tradition had previously provided. 

Rebecka and I discovered we were a dynamic and innovative team, a relationship which continues today.  We encouraged each other to be original, to experiment, to bring all we had to the table, to mix it up, and see how the resulting dish tasted, again and again.  Rebecka’s involvement and commitment to education (in its many forms) is drawn from this ability to take stock of what is available, who is available, and start mixing, experimenting, and trying the results out, whether in a classroom, with a staff, or the street.

I unashamedly admit to my bias as concerns Rebecka Koritz.

Roger Brooks
Distinguished professor of linguistics URSE (retired)
MA in Applied lingusitics, MA in Sociology

Annonser