Las consecuencias de la presión de los adolescentes de hoy: la responsabilidad de los adultos.

Ser adolescente hoy en día es un reto mucho más fuerte que para las generaciones precedentes. Por un lado, debido a que la presión y las exigencias de la sociedad son mayores. Por el otro, porque nuestros jóvenes corren el riesgo de caer en vicios que antes casi ni existían, pero que ahora están por todos lados (medios masivos de comunicación, redes sociales, etc.).

La presión de la familia y de la sociedad de: hacer tareas interminables, prepararse para los exámenes, lograr buenas calificaciones y prepararse para tener una vida exitosa, es muy grande. Los adolescentes pierden la motivación, porque ni siquiera sienten que esto les está llevando a que algún día puedan volverse independientes, auto suficientes y autónomos, no solo económicamente sino también emocionalmente.

El estrés que esta situación genera en ellos, puede surgir en forma de emociones negativas como la inercia, la apatía, el aburrimiento, el pánico, la angustia y la agresividad. Todo lo cual, como consecuencia, les puede llevar a quererse “escapar” de sus vidas a través del abuso del alcohol y/o el consumo de drogas.

Desafortunadamente la sociedad no ofrece ningún tipo de contención u orientación sana, ni una alternativa constructiva al abuso del alcohol y el consumo de drogas. En medio de todo esto están nuestros adolescentes con su inocencia, ingenuidad, frustración y desmotivación, sin las herramientas más básicas para poderse defenderse o crear vías alternas.

Si realmente queremos evitar que nuestros jóvenes caigan en el abuso del alcohol y el consumo de drogas, necesitamos:

  • Entender cómo funcionan los adolescentes y qué necesitan;
  • Cómo desarrollar una relación empática y constructiva con ellos;
  • Cómo poder volverse adultos modelos hacia los cuales los adolescentes quieran y puedan acercarse para encontrar apoyo, comprensión y entendimiento.
  • Emprender un diálogo constructivo para ver qué podemos hacer juntos – adultos y adolescentes – para encontrar soluciones y opciones que realmente funcionen para contrarrestar la influencia negativa de dichos vicios.

Esta es la responsabilidad que nos corresponde a nosotros los adultos. Estamos listos y dispuestos para asumirla?

Annonser
Det här inlägget postades i Okategoriserade. Bokmärk permalänken.

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s